Blog Post

Si fuese filólogo eslavo...

Dime si alguna vez no has buscado trabajo, y has visto una oferta donde describen con exactitud todas tus habilidades y experiencias. Te inscribes a la oferta y piensas "yeah, esta es la mía". Cuando revisas los requisitos, te llevas una sorpresa curiosa...

Entiendo que todos hemos buscado trabajo alguna vez, salvo que haya reyes, dioses y condes que me sigan en redes sociales, en cuyo caso, ¿qué tal rey/dios/conde?. También entiendo que muchos del grupo grande de buscadores de ocupación de horas por dinero, no tenemos una licenciatura/grado, por lo que he de suponer, salvo que seáis tremendos pájaros, que no buscáis un trabajo que requiera una especialización adquirida mediante licenciatura/grado.

Para que nos entendamos, el grupo de los no universitarios, no vamos a buscar trabajo como médicos, ingenieros de caminos, o biólogos marinos, entre otras profesiones. Es de entender, que requieres unos conocimientos específicos y densos que un profesional debe guardar en su CPU para poder desempeñar su labor correctamente. Ver Médico de Familia, no te ayuda a diagnosticar el síndrome de Gilbert, lástima.

Para ese otro grupo inmenso de trabajos que no requieren especialización, más que nada porque no la hay, puede que seamos los candidatos perfectos. Si hemos acumulado experiencia en el sector, es algo más válido que nada, porque no hay otra manera de aprender. Es decir, muchos trabajos de oficina, ya sea a nivel administrativo, de gerencia, manager, etc, sólo puedes aprenderlos con la experiencia en el sector al que se dediquen, ya sea control de calidad textil, señalización corporativa, y un sin fin más.

Por ejemplo, la empresa "Envios Schnell" hace un nuevo contrato con "Importaciones Luz", para realizar los envíos de material de iluminación desde los fabricantes hasta puntos de distribución, y bla bla bla (no sigo que parezco infojobs). La persona que necesitan debería conocer muchas particularidades de iluminación, así como el funcionamiento de una multinacional de transportes, idiomas, y una serie de cualidades más no incluidas en una licenciatura/grado concreta.

Ellos ponen su anuncio de búsqueda de candidatos, donde especifican que necesitan a alguien con licenciatura, indispensable. La pregunta que surge, es si Mateo de Valladolid, que se saco Filología Eslava, es un candidato más preparado que alguien cuya experiencia esté relacionada con lo que se solicita. Aparentemente sí, y no porque la empresa de turno trate con países del este de Europa, sino porque como es filólogo se sobreentiende que está más capacitado para ello, por el mero hecho de serlo. ¿Experiencia? ¿Buenas referencias? ¿Cualidades personales positivas? No no, que sea filólogo eslavo, por favor.

Os puedo contar experiencias mías personales, como por ejemplo cuando buscaba trabajo allá por 2011, me rechazaron de ciertas ofertas por no tener titulación oficial de inglés. Ok, para que me vais a hacer una prueba, o comprobar que he vivivo en el extranjero y trabajado allí. Si en un papel no pone que hablo inglés no lo hablo, va a misa, y quien diga que no, le quemamos por hereje.

En otra ocasión, en una determinada empresa en la que me presenté voluntario a un ERE, por razones que os podéis imaginar, me ofrecen un puesto mejor para retenerme. Se reunen conmigo, me lo cuentan, y al final del todo me preguntan qué carrera tengo yo. Cuando digo que ninguna, me contestan que ellos suponían que tenía una, y que lo sienten pero ese puesto lo requiere (o un grado superior también). Si fuese filólogo eslavo...

Tras asimilarlo, volviendo en el tren, empecé a entender lo surrealista que es este tipo de norma. Llevo más de un año en la empresa, siempre me ha mostrado que están contentos conmigo, y realizo labores para las que no fui contratado (signo de confianza he de suponer). Por como he trabajado, y para que no me vaya, me proponen el nuevo puesto porque piensan que mis resultados son lo suficientemente buenos como para esa oportunidad. ¡Pero no! ¡No soy filólogo eslavo! ¿Guiarnos de lo que hemos visto con nuestros ojos? Que estupidez, si no es filólogo eslavo da igual que sea buen trabajador, faltaría más, ¡blasfemia!

En definitiva, veo que tenemos muchísimo camino que recorrer, y que nuestra mentalidad en bastantes más aspectos de los que me gustaría, está aún anclada en seguir la norma sin plantearse el por qué. Son tantos los aspectos, que ya os comentaré mi opión en otros en futuras ocasiones. Y espero que me comentéis vuestros puntos de vista de este y otros asuntos, porque seguro que hay puntos de vista que no he considerado. Para ello, le damos al reset, ¡y aprendamos de lo que vemos! Restarting in 3, 2, 1...

16 de enero 2017 - JeSuns JS